El remarketing consiste en mostrar los anuncios a personas que ya visitaron nuestro sitio web o utilizaron nuestra aplicación móvil. Una correcta estrategia de remarketing aumentará el número de conversiones de manera exponencial, ya que estamos llegando a clientes que han mostrado un interés en nuestros productos o servicios.

Una estrategia de remarketing es ideal para medianas y pequeñas empresas, ya que el coste por adquisición es menor en relación a otras campañas publicitarias, debido a una mayor tasa de conversión.

Qué es una campaña de remarketing

Como comentamos anteriormente, una campaña de remarketing es una estrategia publicitaria cuyo objetivo es mostrar anuncios a personas que ya han visitado nuestra web, utilizado nuestra aplicación o han buscado información específica.

Tenemos que tener en cuenta que existen diferentes tipos de estrategias de remarketing, donde cada una tiene resultados diferentes. Por ejemplo, el remarketing estándar a través de Google AdWords muestra anuncios a sus visitantes mientras navegan por los sitios web de la Red de Display y/o utilizan las aplicaciones de la Red.

Luego tenemos el remarketing dinámico, que utiliza anuncios que incluyen productos o servicios y se muestran a aquellas personas han visto en nuestro sitio web.

Diferencias entre remarketing y retargeting

Es importante comprender la diferencia entre remarketing y retargeting. Remarketing es el término general, y retargeting es un tipo de remarketing. Si queremos centrarnos solo en una campaña de retargeting, la estrategia será completamente distinta.

Una estrategia de retargeting implica mostrar nuestros anuncios a aquellos potenciales clientes basados en las cookies que capturamos mientras están en visitando nuestro sitio web.

Un ejemplo de retargeting es cuando un usuario mira un artículo específico en nuestro e-commerce pero no lo compra. Cuando este usuario está en un sitio web diferente, le aparecerá nuestro anuncio mostrándole el producto que ha visitado en nuestra tienda online. La intención de una estrategia de retargeting es recordarles a estos usuarios que tenían interés en esos artículos o servicios y animarlos a finalizar la compra.

¿Por qué deberías plantearte poner en marcha una campaña de remarketing?

Una correcta campaña de remarketing aumentará la tasa de conversión, que para nuestro punto de vista es el objetivo principal. También ayuda a aumentar el conocimiento de tu marca, lo que te puede permitir convertirte en un referente.

Cuantas más veces un cliente potencial vea nuestro anuncio, mayor será el impacto que tendrá sobre él. Esto favorecerá a la hora de tomar la decisión de compra, ya que nuestro producto o servicio será uno de los primeros que el cliente tendrá dentro de sus opciones

Otro beneficio de una estrategia de remarketing es la de atraer la atención de los clientes de tu competencia. En una campaña de remarketing, nuestros anuncios aparecen en los navegadores de las personas que han visitado nuestro sitio web. Esto nos permite dirigirnos a personas que han visto artículos similares en otros sitios web, incluidos los de nustra competencia.

Tips para crear una campaña de Remarketing exitosa

Segmentar la lista de remarketing correctamente

Lo primero que debes comenzar en una campaña de remarketing es segmentar a tu audiencia en función del comportamiento, tiempo, canal, etc. Un ejemplo puede ser este:

Según el comportamiento, hay 3 grupos de personas:

  1. No interesado
  2. Interesado
  3. Compradores

Donde nos tenemos que centrar es en los grupos dos y tres, dejando al margen al grupo uno ya que este solo hará que nuestra tasa de conversión baje.

Nuestra campaña multicanal

Generalmente las empresas eligen solo una canal para sus campañas, como anuncios de display, banner, Facebook o video. Pero tenemos que tener muy en cuenta que nuestro nicho no utiliza en un solo canal.

Al igual que cualquier otra estrategia de marketing, es importante llegar a los consumidores allí donde están. Esto significa difundir nuestras campañas a través de una variedad de canales.

Poner en marcha y medir

No existe una fórmula infalible que nos garantice el éxito de nuestra estrategia. Por este motivo es muy importante ir midiendo los resultaros desde la puesta en marcha de la campaña. La clave es darnos cuenta cuanto antes qué funciona y qué no, para optimizar los resultados inmediatamente.

PUEDE INTERESARTE  Cómo aprovechar el contenido generado por el cliente en redes sociales